4.11.08

MARTIN PESCADOR

Mientras muchos de los componentes de pescamoscasevilla andabais en Extremadura en busca del lucio, los que nos quedamos por aquí nos buscamos las castañas con los recursos que teníamos a mano. Y es que el domingo me fui a echar un rato al Guadalquivir a por lisas. Me apetecía tentarlas con equipo del cinco y darle así un poco más de emoción a los lances. No tenía pan para cebar por lo que pensé buscar cardúmenes de los que suben a la superficie donde menos te lo esperas.

Al llegar al paseo de la Calle Betis me quedé sorprendido por la cantidad de pescadores que se dispersaban por la orilla. Comencé a andar entre ellos sin dar un sólo lance. No se veían lisas por ninguna parte ni había sitio para pescarlas. Continué andando y pasé bajo el Puete de Triana. Fue entonces cuando encontré a Martín... Este señor pescaba a boya apartado de los demás, así que aproveché para meterme en el hueco que quedaba. Con imitación de miga de pan lancé a unos grupitos de pequeñas lisas que no hacían ni caso a mis lances. Nos cruzamos miradas y nos saludamos. Pensé " parece simpático".
Al verme lanzar, con interés me preguntó por esta modalidad y comenzamos a hablar sin dejar de pescar. En plena charla, de un macuto sacó unos trozos de pan y los arrojó delante de mi... Lo miré agradecido pues aquello aseguraba el acercamiento de las lisas a mi posición. En pocos minutos comenzaron las picadas y más tarde las capturas.



Sin pactarlo ni nada comenzamos a alternarnos en los lances. Mientras él sacaba alguna lisa yo aprovechaba para lanzar más libremente y tentar a las más grandes. Así fueron saliendo, una tras otra. Martín no dejaba de cebar; una pieza de pan delante de él y otra delante de mi... Este buen hombre disfrutaba de mis capturas tanto como de las suyas. Eso no es precisamente lo común entre pescadores que se acaban de conocer y menos en esta zona, la del Puente de Triana, donde el ambiente normalmente se torna un tanto "espeso".
Y así fue pasando la mañana. Rápidas picadas y divertidas capturas. Tenía la sensación de llevar años pescando junto a este señor.


Miré el reloj del móvil ...¡¡¡las dos y media!!! Diossss, me tengo que ir. Me despedí de mi improvisado compañero y sonriente me dijo "Espero volver a verte por aquí". "Igualmente amigo" le dije.
Me fui de allí con la sensación de haber conocido a un gran tipo con el que espero coincidir en otra ocasión...
Sin duda un tio estupendo... con tan solo once años de edad...


El "Martín pescador"


Hasta pronto.

10 comentarios:

Karim dijo...

Fantástico relato Luis, sobre todo el final. La última vez que me acerqué a la calle Betis y aledaños no se dió muy bien la cosa pese a haber cebado copiosamente. Lo intenté semanas después en la bocana de Barbate con algo de más suerte. Muy bueno el lisote de la foto de abajo a la izda. Te divertirías como un enano con el equipo del #5!!

luis guerrero dijo...

Gracias Karim.
Entre el chavalín que era enrolladísimo y las lisas que no dejaban de aparecer eché un rato muy bueno. Para estar tan cerca de casa no está mal. Pero vamos que echo de menos un buen pantano.jajaja¡¡¡

Barbux dijo...

Estupendo relato de la jornada.
Sin duda alguna, Martin tambien disfruta con la pesca y lo mejor es que le gusta compartir esos momentos.
Le pillaste su tfno¿ creo que debe ser un buen fichaje para los Latiguillos del Sur.
Practicaba la suelta?
felicidades por esas capturas y el relato, Luis.

Javi Mateos dijo...

lisas lisas lisas pos yo tengo ganas de ellas tambien me lo pase muy bien en la ultima salida que hizo contigo y eduardo y tengo ganas de repetir como bien dice Karim una linea 5 es divertido ocn la mia ya es hasta arriesgado jajajajjajaja una linea 4, ¿te queda pan? ¿guarda algoooooo...?
saludos

luis guerrero dijo...

Gracias Barbux. No le pillé el teléfono y me arrepiento. Me fui de allí a toda leche y cai más tarde. Se que lo tenía por que su madre lo llamaba cada cinco minutos para saber por donde andaba... El tio pilló más lisas que yo y las soltó todas. De todos modos seguro que lo volveré a ver pues ese es el único sitio donde su madre le deja ir a pescar, y va todos los domingos.
Javi, con tu caña hasta un alburno te pone en apuros jajaja.
El pan de la semana pasada no lo usé y todavia lo tengo en el coche. Cada vez que me monto huele a horno de pan. El domingo que viene volveré y estais invitados, hay pan de sobra.

Raúl dijo...

Hola Luis, fantástico, ojalá todos los chavalines de 11 años sean como ese.

Seguro que acabamos conociendole. Un saludo y felicidades por las capturas.

Leo Kutú dijo...

Hno. de los anzuelos, Luis:
Las dos caras de la pesca,
Una, la que debemos cambiar (...ambiente se torna un tanto "espeso"...).
La otra, la del auténtico pescador hermano de loa anzuelos, la de la solidaridad, el compañerismo, etc., etc.,, encarnada en el chiquillos que fué tu ocacional companía.
Mientras trasmitamos valores respaldado con la autoridad del ejemplo, las cosas seguramente irán cambiando.
Solo me resta decir,...¡NIÑO!,...¡QUE EJEMPLO!,...
Un afectuoso sapukay.-

DqJerez dijo...

Hola Luis:

Bonito relato, y como dice Leo: transmitiendo esos valores podremos tener un futuro mucho mas alentador.

Anda, jaja, y cuando lei "martin pescador" me dije este "tio" ya pesca a mosca hasta los pájaros, y mira por donde ese Martin resultar ser un chavalín, sí, apuntalo en cuanto lo veo a los "latiguillos del Sur"

Un cordial saludo.

DqJerez.

Eduardo dijo...

Amigo Luis, precioso relato, te veo bastante inspirado. Los que vivimos en Sevilla tenemos la suerte no solo de encontrarnos a chavales con estos valores sino que además podemos disfrutar de la pesca en plena ciudad en un sitio realmente precioso. Como sabes hace unos años cuando mi tiempo era muy escaso me dirigía al Guadalquivir los sábados o domingos a pescar barbos y era un auténtico gustazo ver ese puente enfrente, la gente con sus piraguas y otros haciendo footing mientras yo sacaba un pez tras otro con esas imitaciones de frutos de árbol, y eso sí con la esperanza de coger algún bigotudo de aquellos que había llegado a ver y que seguro que pasaban de los 4 kg.

Barbux dijo...

Eduardo, "semancaio dog` lagrima", solo ha faltado el "Gran Poder".