6.12.07

Un sueño hecho realidad



Para un mosquero, de los normalitos como yo, es un sueño pescar un pez como este. Aquel fue un gran día. Cogí varias carpas y barbos de un tamaño para mí descomunal y esta se llevó la palma. Os aseguro que aquello fue una odisea. Para poder clavarla literalmente me arrastré por el suelo pues era extremadamente desconfiada. Cada mínimo ruidito que sonaba en mi entorno hacía que esta desapareciera en las profundidades. Lo bueno era que (supongo que estaría muerta de hambre) volvía a salir cuarenta o cincuenta metros más adelante y me acababa encontrando con ella otra vez. Formaba en un segundo una enorme nube de lodo. Estaba nervioso y dudaba de todo. Hilo del 20... uf. Los nudos...uf. Hilo de reserva suficiente...uf....



En uno de los lances se decidió por la ninfa que se perdió dentro de aquella gran boca. No me lo podía creer, se la había tragado¡¡¡. La clavé, ella se dio la vuelta tranquilamente hacia el fondo del embalse. Comenzó a sacar hilo y fue acelerando poco a poco. Yo no podía hacer demasiado, sólo frenarla un poco. Después de un rato se cansó. Recuperaba y se volvía a ir...vuelta a empezar. Así una y otra vez hasta que después de una hora eterna la saqué del agua.

5 comentarios:

javi pieras dijo...

Pedazo de bicho Luis,a mi me hubiera dado miedo hasta sacarla del agua.Ese día hubiera sido grande para cualquiera...Que tipo de ninfa era? supongo que en un anzuelo 10 o 12 no?
Felicidades.

Javi DH dijo...

si no recuerdo mal esa foto fue tu carta de presentacion a este humilde pescador ¿no? es la que llevabas en la camara aquel dia que nos presentaron en la fabrica un tal Jeronimo?....

Barbux dijo...

Amigo mio, seguro que no lo has pasado por el potochof???jajajaja
Enhorbuena Luis. Me tienes que decir cual es el secreo para pillar esos pepinazos.
Cuanto peso??

luis dijo...

Pues pesó unos siete quilos, la pillé en el embalse del Cala con una ninfa despeluchada que parecía cualquier cosa menos una ninfa. Está claro que las carpas no le hacen asco a nada (algún día aprenderé a hacerlas mejor) Lo más importante fué la presentación. En casi todas las gordas que he pillado (menos en la de Arcos) el acercamiento al pez me ha resultado muy delicado. En el embalse de Aracena hay puntos calientes donde si tienes paciencia tarde o temprano te acaba pasando alguna por delante.Te subes en un tronco o una piedra y te quedas horas inmovil observando. Ahora bién, tienes que renunciar a ir pillando carpas pequeñas a cambio de esperar una gorda. O vas a una cosa o a otra. Aunque te arriesgas a no pillar nada. Otra cosa que creo que puede ser una norma es que siempre suelen comer en lugares con fácil acceso a zonas profundas. En playas nunca he visto una grande que no estuviera deshovando. Tambien he tenido algún encuentro fortuito con alguna en los que hay poco que hacer pues normalmente el pez ya ha notado nuestra presencia y ya no he podido hacer nada...
En fín, podria enrollarme mucho con este tema que para mi es apasionante pero teniendo siempre muy claro que en la pesca no hay doctrinas. Esto que os cuento puede ser muy relativo pero ese es el encanto que tiene nuestra afición. ¿No creeis?
Saludos
Por cierto, carpa grande la vi en Mequinenza este verano...

barbux dijo...

Aputadas quedan tus indicaciones. Lo intentaremos esta proxima temporada.
Has pillado alguna de ese calibre a seca??