14.7.10

POR EL CHARCO

Trás finalizar los exámenes, el amigo Álvaro y yo, decidimos embarcarnos en una aventura marina.
Esto del agua salada, era una experiencia nueva para nosotros, ya que no estamos acostumbrados a echar nuestras cañas en medio de tanta agua.















Al llegar a la playa y desembarcar nuestros kayak, nos olvidamos del gran madrugón que nos tuvimos que dar. El día no fué de lo más apropiado ya que la mar estaba picada y con algo de oleaje, lo cuál te hacia derivar una barbaridad.
Trás cruzar las marcas de acceso al puerto, echamos los aparejo al agua y nada más caer, zaass, dos caballas en el mismo aparejo, en ese momento si que se quedaba atrás el madrugón, las mar picada, el oleaje y todo lo fuese. Al segundo lance otra picada, pero ahora venian tres, era algo expectacular la lucha tan electrica que presentan las caballas y los jureles. Pués a sí nos pegamos un buen rato hasta que estos dejaron de picar. Viendo que la cosa no mejoraba decidimos poner rumbo a tierra para dar cuenta al bocadillo y a la biodramina.



















Esta inolvidable jornada no hubiese sido posible sin la indicaciones que nos dió el amigo "Mojarra", que tan sólo nos conocemos telefónicamente y mediante e-mail, se tomó todas las molestias para que pudiésemos disfrutar de esta maravillosa jornada.

6 comentarios:

Miguel-Peskacor dijo...

ahhh, pillines..!! ya sabía yo que estábais planeando algo saladito, jejeje. Me alegro de que os haya ido bien esta primeta experiencia en el mar, que no es poco. Pero contad algo más: ¿cómo pillásteis las caballas..? ¿al curri con plumillas, o fondeados con vivo? Para dentro de unos días tengo previsto pasar un par de semanas en la playa y mi intención es llevarme el kayak, así que ya os contaré qué tal se me da a mí.

Un abrazo para los dos marineros!

Anónimo dijo...

Lo que pasa, es que al amigo Älvaro se le han quedado cortos los ríos y embalses, y ahora para poder estirar la línea solo le queda la inmensidad del mar.
¡Cuidado, al otro lado está Africa!
Las moscas necesitan pasaporte.
Saludos, Manuel Iglesias

Álvaro dijo...

Jajajajja me has pillado Manuel¡¡¡Un abrazo¡¡

Miguel, el aparejo que utilizamos fue un rosario de plumillas y al final un pequeño jig o pez de plomo del Deca de 40 gramos. Indudablemente los hay mejores, pero para la primera vez...jeje Yo conseguí todas las capturas con el.
Y la técnica pues un poco de todo, porque había muchísma corriente así que un poco de curri, luego lanzando al fondo y dando tirones...un poco de todo.
Bueno, no me enrollo, HA SIDO IMPRESIONANTE.
Un saludo.

P.D: Qué malito me puse con las olas jajjaja

Barbux dijo...

Como dice Manuel, se ve que los rios se os han quedao pequeños y buscais nuevos horizontes a la vez que experiencias.
Me alegro de tan buena y fructifera jornada. Significativas fotos que dan al blog un aire veraniego.
Gracias por compartirlas y a ver para cuando la proxima que me apunto.

Fco Javier Hellín Escalada dijo...

Debisteis pasarlo pipa. Me alegro por vosotros.
¿Qué playas son?

kikefly dijo...

Es el espigón de Huelva.